domingo, 10 de julio de 2011

Gran Paradiso (4061m), Julio 2011

Esta bonita y sencilla montaña de cuatromil metros se situa en el Parque Nacional del mismo nombre.
 En 1920, el rey donó la reserva al Estado italiano, para que crease un parque nacional.
Dos años más tarde se fundaba el Parque Nacional del Gran Paradiso.
                                       Rododendros en flor en la subida.
Es el primer parque nacional italiano  y cubre 70.000 hectáreas de territorio de alta montaña, entre los 800 metros del valle  y los 4.061 metros del Pico Gran Paradiso.
La historia del parque está vinculada a la protección del Ibice alpino.
                                                            Llegada al refugio
En 1856, el rey Vittorio Emanuele II savo el Ibice de la extinción, al declarar estas montañas Real Reserva de Caza.
 El rey creó también un cuerpo de guardas especializados e hizo construir un red de senderos para la protección de la fauna y facilitar las excursiones.

Esta vez fui acompañando a Unai de Gernika y Carlos de Madrid,con la intencion de lograr una buana aclimatacion para intentar con garantias el Mont Blanc por la ruta de los 3 montes.
Carlos ya tiene experiencia en alta montaña (hace 20 años que intento el Mont Blanc sin exito) y le apetece conocer esta bonita ruta que tanto ha oido hablar.
  Unai  va a tener un curso acelerado de alpinismo estos dias, pues nunca ha utilizado el piolet y los crampones.Pero esta fisicamente muy bien y en estas montañas lo importante es estar fuerte y aguantar muchas horas.

Gran Paradiso
Salimos a media mañana de Chamonix, pasamos el tunel del Mont Blanc con sus 11 Km (atraviesa todo el macizo) y llegamos al Valle de Valsavarenche, el cual hay que subir con el coche hasta el aparcamiento donde dejamos el coche.
Hicimos la ascension en travesia: ascenso por el Refugio Chabod y descenso poor el Refugio Vittorio Emanuelle al aparcamiento de  Pont.
Amaneciendo en el glaciar
Hasta Chabod hay buen camino y se sube bien, en 2:30 horas estabamos arriba, disfrutando de un dia despejado y sin apenas viento.
Que guapo se ve el Pico desde la puerta del refugio, con su pared norte de frente (al dia siguiente varias cordadas escalaron la ruta...otra vez sera, queda pendiente!).
                                                             Todavia quedan seracs...
Cenamos pasta. Como no, estabamos en Italia...y pronto a dormir que el desayuno lo dan en verano a las 4AM.
A la hora de salir no hacia apenas frio, pero cuando llegamos al glaciar, la nieve esta durita y en buenas condiciones para progresar.
                                                     Haber si llegamos al sol!
La huella estaba bien marcada y el glaciar no presenta grandes grietas.Llegamos de los primeros a la cresta donde esta el famoso paso horizontal para alcanzar la piedra donde esta la Madonna,que aunque no es la verdadera cima se toma como tal.
                                             Ultimo tramo antes llegar a la cresta
Por detras nuestro venia toda la romeria...
Unas fotos arriba y para abajo antes de que llegara mucha gente y asi quitarnos el paso clave.
Bajando nos encontramos con un compañero Aspirante a Guia de alta montaña,que sube con sus alumnos: Aitzol.
                                                        Paisaje alpino, vaya luz que habia ese dia.
Paramos en unas rocas por debajo a disfrutar de las vistas y recuperar fuerzas para la bajada.
El descenso lo hacemos sin problemas hasta el refugio Vittorio Emanuelle, donde paramos un rato a tomar algo con la cordada de Aitzol y descansar un poco.
En la cresta, no tiene dificultad.

            La travesia: este es el  paso clave,esta bien asegurado con 3 parabolts.
Luego toca sufrir un poco el descenso hasta el valle:se hace largo, aunque bajamos contentos y con ganas de atacar al dia siguiente el Montebianco.
Arriba del todo, la madonna no paraba de rezar!

Hice dedo para buscar el coche que estaba a carretera abajo y tiramos camino a Chamonix., habiendo comido algo por el camino.
Hacia las 4 pm estabamos ya alli.
                                        Tramo sin nieve donde asomaba el hielo, bajando por el glaciar.
Unai se porto como un campeon, se engancho muy poco con los crampones.
Tambien tenia bastante respeto a la altura y no sabia como iba a responder: todo fue perfecto, lo hizo muy bien, no esta mal para un Bizkaitarra!